sábado, 3 de septiembre de 2011

Elementos del paisaje provincial xalapeño IV: Casas

Nuevamente retomo los elementos de paisaje. Como se ha mencionado estos componentes nos dan una idea de la conformación regional, cultural e histórica de los diversos espacios que hay en los alrededores de Xalapa. Cada uno de los ejemplos que se han expuesto en entradas anteriores son evidentes a la vista del viajero, del explorador y del visitante. El objetivo de estas entradas es ayudar al visitante/historiador a tomar en cuenta las marcas que cada época/contexto se quedan en el espacio, evidencias pasadas y presentes que son todo un crisol de información.
Ahora en esta entrada nos enfocaremos a las casas y los edificios civiles, sitios donde la gente habita y realiza actividades cotidianas. A lo largo de su historia las diversas sociedades han necesitado de edificios y casas cómodas, guardando siempre un apego a las realidades geográficas, económicas, políticas y culturales de cada época. De esta manera hoy en día vemos casas, edificios, palacios de gobierno y demás construcciones distintas en cada pueblo, ciudad que se habita o visita.
La estrecha relación sociedad-espacio, y probablemente más el vínculo de sociedad-economía, ha incidido de manera significativa en las formas de los edificios y casas, en sus dimensiones, en los materiales de construcción y de las personas que intervienen en la edificación. No hay que dejar de lado tampoco la brecha tecnológica, ésta también ha permitido la realización de otras costrucciones y la utilización de nuevos materiales de construcción.
En un inicio las casas de nuestros antepasados indígenas eran muy acordes a los elementos cercanos de la fisiografía, es decir se construían con base a las cosas que había a la mano (y otras venidas de fuera, gracias al comercio y a la fuerte organización política). Son varios estudios, (antropológicos, arqueológicos e históricos) que ilustran cómo eran esas casas: tenían basamentos de piedra, con muros de palma, caña de maíz, y techos de paja, palma. Los templos (centros de la religiosidad y la política mesoamericana) eran grandes basamentos piramidales construidos con piedra, recubierta con estuco y con ornamentos acordes a la función del edificio.
Para la época virreinal las cosas cambiaron, se introdujeron nuevos esquemas de población y las casas/edificios no serían la excepción. Las casas se construirían de muros de piedra, recubiertos con cal, o serían de barro, adobe, contaban techos conformados de grandes vigas de madera y cubiertos con tejas, (a una o dos aguas), herrerías en las ventanas, grandes portones de madera. Aunque cabe mencionar que en este periodo las casas seguían siendo vernáculas, es decir si bien se introdujeron nuevas tendencias a la construcción, éstas siempre se adaptaron al lugar, a su clima, a su fisiografía a la cultura de quién las habitaba (españoles, indígenas, afrodescendientes).
Con el surgimiento de nuevas ideas (ilustración, liberalismo, positivismo) y el desarrollo de nuevas ciencias como la arquitectura y la ingeniería, las costrucciones también tuvieron los cambios más significativos y radicales. Uno de ellos se puede vislumbrar en la individualización de los edificios, es decir, antes las casas no tenían como objetivo competir estéticamente unas con otras, sin embargo con estas nuevas ideas (que inciden en la libertad del individuo) hacen surgir una serie de singularidades para las edificaciones, se busca que sean novedosas y únicas. Aunque ciertos elementos se pueden vislumbrar como el adornamiento de fachadas, el uso de la línea recta y elementos geométricos como adorno. y hoy en día la fabricación de casas "en serie" con mismo patrón constructivo para cientos de casas, como las de los fraccionamientos actuales.
Finalmente, sólo quiero remarcar que aquí se realizó una aproximación general sobre el tema (cuyas fuentes están en la Historia, la Arquitectura, la ingeniería) hay mucho que decir en este aspecto. Asimismo no podemos creer que cada epoca entierra a la anterior, o que es universal e inéquivoca, hoy en día podemos observar un crisol de casas, algunas todavía siguiendo las pautas arriba mencionadas. Asimismo no debemos olvidar que su construcción esta fuertemente ligada a la bonanza/receso económico de quienes las habitaron/habitan.
A continuación una serie de fotografías para ilustrar lo anteriormente dicho, como es costumbre de este espacio, se realizará a partir de las fotografías que he realizado en los viajes hechos a la provincia de Xalapa, la cual es muy rica en ejemplos arquitectónicos. Tanto pasados como actuales.

Fotografía de 1906 de una casa hecha de caña de maíz, y techo de zacate.. estaba en Altotonga, cerca de Perote. Con este ejemplo se puede ver cómo las casas guardaron mucho tiempo relación con el espacio y la economía que la edificaban.
 
 Dos representaciones gráficas (fragmento de una foto y acuarela de un plato) donde se pueden ver varias casas con techo de teja, asímismo se percibe cómo guardaban un aspecto uniforme y sencillo. Muy distinto de las actuales que cada una guarda una figura, forma particular. A la izquierda casas de Jilotepec en una fotografía tomada por Vaquero; a la derecha panorámica del pueblo de la Estanzuela (cercano a Pacho Nuevo) cortesía de mi amigo Luis Juventino García Ruíz, notable historiador.


Casa de madera con techo de teja, también tomado del libro de Vaquero en Jilotepec. Se pueden observar las tejas, las vigas de madera para soportarlas. Los muros de la casa fueron de madera y la clásica barda de piedra, un elemento arquitectónico de los pueblos de las zonas serranas de la provincia de Xalapa.
 

Aquí varios ejemplos de la casa tipica en la época virreinal (no obviando los anteriores ejemplos) se pueden observar un techo a dos aguas, la herrería de las ventanas y los portales que fueron muy comunes en espacios de comercio. En la imágen de izquierda a derecha: Casa abandonada en Tlacolulan; casa tipo colonial conservada en Xalapa y casa con portales en el pueblo de Xico.


Ejemplos de casas modernas (siglo XIX inicios del XX) con las nuevas tendencias se incorporaron ciertos elementos como la línea recta a la fachada de muchas casas antiguas. Asimimo se notan elementos clásicos (como en el caso de los templos católicos). De iquierda a derecha: ejemplos de casas modernas en Xalapa; Coatepec; Xalapa y Tlacolulan
 

El elemento arquitectónico más singular de las casas históricas de toda la provincia es el tejado. Éste se proyectaba a las aceras de las calles. No hay que olvidar que la provincia de Xalapa se ha caracterizado por sus constantes lluvias y humendad, por sus características fisiográficas y climatológicas. De esta manera los tejados se construían para proteger al caminante de esta condición. Algo que sólo en esta provincia se puede observar.


No hay comentarios.: