domingo, 19 de junio de 2011

Xico[chimalco] antiquísimo lugar riquísimo en Historias provinciales.

Para seguir con la descripción de lugares de la antigua alcaldía mayor de Xalapa, y sobre todo para no perder un tanto el hilo de la zona de ingenios y haciendas. Escribiré unas notas sobre el poblado de Xico. 
Casi siempre cuando se revisa la historia de alguna población europea/asiática se constata que el lugar ha permanecido poblado en el mismo sitio durante bastante tiempo. Ciudades como Roma, París, Jerusalén, Madrid, Estambul, etc... siempre han estado en sus emplazamientos originales. Para el caso mexicano/americano esto no es así, salvo Cholula, un pueblo aunque conserva su nombre no ha permanecido en el mismo espacio, esto por los procesos derivados en la conquista hace casi 500 años.
El pueblo de Xico (localizado a 25 kms de Xalapa) es un ejemplo de esta afirmación. Su establecimiento original data del periodo posclásico tardío (1200-1521), se trataba de un pueblito (fundado por migraciones tlaxcaltecas en el posclásico) ubicado en las partes más altas de la serranía del Cofre de Perote. En él se estableció una guarnición Azteca para controlar el territorio y los tributos. Después de la conquista de México, una de las más importantes medidas de administración (y control) de los pueblos indígenas fue la política de Congregaciones. Este plan consistía en reunir, los caseríos y pequeños poblanos indígenas localizados en la cima de los cerros y montañas, hacia nuevos centros de población (que seguían el modelo español de pueblo). El traslado hacia nuevos centros tenía varias garantías, la principal quizá era que el pueblo Congregado conservaría el gobierno local (heredero de los antiguos señoríos mesoamericanos) y tendría reparto de tierras, tanto para los hogares particulares como las tierras del pueblo (también llamadas como tierras de comunidad). Muchas veces estos traslados debían garantizar también tierras, aguas y montes para el nuevo pueblo, por lo que elegir el paraje ideal se traducía en muchos años de esfuerzos.
El viejo pueblo de Xicochimalco, no escapó a esta política. A lo largo del siglo XVI tuvo tres movimientos principales. Éstos se realizaron en pequeños valles del la serranía del Cofre de Perote. El más antiguo fue el de San Miguel, esta comunidad se formó hacía el oriente del poblado original (que quedó aún habitado como el nombre de Xico Viejo) y cercano al río Huehueyapan; el segundo fue el de San Marcos localizado en una planicie cercana al cerro de Acamalín, hoy en día existe el pueblo de San Marcos (Emilio Fuentes Betancourt) cercano al esta fundación xiqueña; y finalmente estuvo el emplazamiento definitivo que en el año de 1600 vio la luz como tal, dicho lugar es donde hoy existe el pueblo de Xico.
Tomando en cuenta los requisitos que el gobierno español definió para las poblaciones congregadas, se puede notar que el actual pueblo de Xico fue producto de este proceso histórico: se debían colocar los terrenos y las casas en una traza cuadricular, en cuyo centro deberá construirse la iglesia, las casas consistoriales (lugar de reunión del gobierno local) y la plaza de tianguis o de mercado; al mismo tiempo el emplazamiento debería estar cercano a fuentes de agua, contar con montes y cerros.
Asimismo la Historia del pueblo es muy rica. Durante la época virreinal el pueblo de Xico[chimalco] se consolidó como un centro de población importante, fue una de las principales cabeceras donde se reunía el gobierno local, existía un curato que administraba los servicios eclesiásticos a los pueblos comarcanos y estaba en el paso obligado de los comerciantes/jefes de gobiernos que de la sierra este del Cofre de Perote se dirigían a Xalapa. El pueblo estuvo en contacto con las actividades, y dinámicas económicas, llevadas a cabo en la zona de haciendas. Los límites orientales del pueblo siempre estuvieron en pugna con las tierras pertenecientes al Mayorazgo de la Higuera (véase las entradas anteriores), muchos habitantes del Xico virreinal trabajaban como labradores, ganaderos y sirvientes de los potreros de San Marcos y Zimpizahua. Esta inserción a la economía europea fue aliciente para que el pueblo fijara su interés en poseer las tierras cercanas a la zona de haciendas. Durante buena parte del siglo XVIII el pueblo xiqueño pugnó por la tierras comprendidas por el potrero mencionado. El Archivo General de la Nación posee buena documentación al respecto. (y en futuras entradas abordaré más sobre este asunto por demás interesante). Asimismo este pueblo fue muy activo en la Guerra Civil de 1810, fue uno de los primeros pueblos en sublevarse, su descontento bien puede ligarse a las disputas por tierras no resultas en centurias pasadas.

A continuación unas fotografías para dejarlos con un poco más de interes por este bello lugar.
 La iglesia de Santa María Magdalena, patrona del lugar, en cuyo honor se realiza una de las fiestas patronales más importantes de la zona.

 Hermosos portales localizados en la antigua salida del pueblo, casi siempre este tipo de arquitectura esta relacionada con el comercio y el alojamiento de visitantes.

Las calles del pueblo parten perpendicularmente de la plaza principal tal y como lo establecían los requisitos de la Congregación de pueblos de los siglos XVI-XVII
 Asimismo cercano al pueblo está elrío Huehueyepan (tributario de la cuenca del río La Antigua), que con la particular fisiografía de la sierra producen hermosos paisajes naturales donde las cascadas juegan un papel protagonico.

 El antiguo lienzo de las tierras de Xico del siglo XVII, en este valioso documento (resguardado en el Archivo General de la Nación) se aprecian las diversas fundaciones que con el nombre de Xico existieron durante el siglo XVI-XVII.

Caminar por el pueblo de Xico hoy en día es trasladarse a muchas épocas, donde se realizaron proyectos y procesos dedicados a construir una sociedad mejor. Sus calles y arquitectura son una bella muestra de lo que antes fue un pueblo de indios, una verdadera fusión entre los habitantes originales y las nuevas pautas venidas con los procesos españoles de conquista y colonización. La arquitectura vernácula se conserva bastante bien dándole identidad a sus pobladores, sus iglesias y plazas son vestigios de las realidades pasadas.

No hay comentarios.: