lunes, 19 de marzo de 2012

Las huellas del "Santo Padre"

Este día es muy especial para la religión católica pues se festeja a una de sus principales figuras de devoción. San José, el padre putativo de Jesús (cuyas siglas P.P. dieron origen al nombre alterno con que se llama a los Josés.) No es objetivo hacer referencia en este blog a la "vida y milagros" de esta trascendental figura del catolicismo, pero si hacer referencias a las marcas (sobre todo toponímicas y culturales) que de este santo están presentes en la provincia de Xalapa. Estos distintivos datan de una época, como se ha mencionado en otras entradas, donde los fines de la sociedad no sólo eran materiales sino además espirituales: la época virreinal.
Comenzaré por la iglesia de San José en Xalapa. Esta construcción tiene antecedentes del siglo XVI, posiblemente fue construida para los actos religiosos de la congregación de indígenas que hubo por esas épocas. En un documento del siglo XVII (AGN, Real audiencia, Tierras, vol. 2922) los indígenas congregados de Chiltoyac señalan su estadía en los alrededores de la iglesia. Con el tiempo y el crecimiento del vecindario este templo sirvió como auxiliar de la iglesia parroquial de la villa xalapeña (la catedral actualmente). Religión y población conformaron uno de los barrios más antiguos de Xalapa que llevó por nombre San José de la Laguna, éste ultimo por el pequeño lago que se formaba en la actual calle de Moctezuma en el centro de Xalapa.
Hoy en día el barrio y la iglesia de San José son uno de los principales atractivos turísticos de Xalapa, en sus estrechas calles se puede uno imaginar cómo era la vida de antaño; y en el mercado "Alcalde y García", antes plaza de San José, se pueden degustar muchos platillos de todos los presupuestos. Es una visita obligada para todo viajero que pase por la "ciudad de las flores".

Escalinata del callejón "Jesús te ampare" y vista parcial del templo de San José. Xalapa, Veracruz.


Vista actual de la iglesia de San José, vemos con suma alegría que la están "retocando" para conservar su belleza. Agradezco a la arquitecta Lucía Castro, amable lectora del blog, el aporte fotográfico.


Durante el siglo XVII y XVIII, y posterior al complejo proceso de las congregaciones, los pueblos de indios ocuparon nombres de santos para denominar sus pueblos, santo que sería la principal figura en la iglesia consagrada que se construía en el centro del lugar. De esta manera, los pueblos de indios solían identificarse con el nombre del santo seguido del nombre indígena del lugar. En la provincia de Xalapa existieron San José Miahuatlán (hoy en día Miahuatlán, Veracruz) y San José Paxtepec (Paxtepec, Coacoatzintla, Veracruz). Cabe mencionar que este día de San José en las dos comunidades se celebran sus fiestas patronales, no dude en visitarlas.
En aquellas épocas Miahuatlán era un pueblo de indios sujeto, es decir su gobierno dependía de otro pueblo que era San Juan Miahuatlán (Landero y Coss, Veracruz). Estaba bajo el curato de Naolinco y era reconocido por sus abundantes siembras de Maíz y coles que se compraban en Xalapa. (Anónimo, 1815, Noticias Topográficas y Estadísticas de la Provincia de Xalapa en el Reino de Nueva España, en Archivo del Servicio Histórico Militar, caja 97) En el periodo de 1781 a 1805 tuvo varios conflictos por un terreno contra Tonayán. (AGN, Real audiencia, Tierras, vol. 125)

El templo de San José en Miahuatlán Veracruz.

San José Paxtepec era un pequeño poblado sujeto a Coacoatzintla, de este sitio ya he hablado con anterioridad. Y sobre todo cabe exaltar su hermosa iglesia conservada en nuestros días dedicada al señor San José.

Detalle de la portada de la hermosa iglesia de San José en Paxtepec, Coacoatzintla, Veracruz.

Como bien podemos observar son pocas referencias a este santo en la provincia, pero éstas tienen una trascendencia que rebasó el paso de los años. Desde el momento que un grupo de indígenas congregados, junto con las autoridades religiosas de la época, decidieron quedar resguardados bajo el culto de esta figura hasta nuestras excursiones y vida cotidiana actual. Interesante pensar en todas las procesiones fiestas, personas que se unieron en torno a la unión de religión-sociedad. Para concluir esta entrada, no está de más expresar y desear muchas felicidades a todos los Josés en el día de su Santo.

1 comentario:

Cristian dijo...

Me encanta para visitar el país de México. Es uno de mis favoritos y he pasado muy lindos momentos allí. Las playas de Acapulco son impactantes y la los monumentos del pasado también. Los hoteles en veracruz son los que más me han gustado