martes, 28 de agosto de 2018

El antiguo asomo al progreso en la colonia Belisario Domínguez en Xalapa.

El centro Histórico de Xalapa guarda muchos curiosos rincones. Sus detalles están dispersos y alejados, hay que tener cierta disposición para caminar y observar la calle, más en estos tiempos donde el patrimonio del pasado están tan poco apreciado, sumido bajo una piqueta destructiva y en medio de tanto automóvil estacionado e instalaciones de cable, teléfono y luz eléctrica.
Uno de esos rincones está cerca de la calle Úrsulo Galván y la Sexta de Juárez, en la colonia Belisario Domínguez, antiguamente llamada "Loma de San Pedro". El lugar tiene referencia histórica muy antigua en el mapa "División del curato de Xalapa" ya aparece cerca del "Chorro de San Pedro" (actualmente los Tecajetes) y el barrio de "Rincón de Santiago". La zona ha sido pues ocupada desde hace mucho tiempo.
Adentrarse a la colonia Belisario Domínguez no es mirar el pasado colonial de Xalapa, esas referencias están, pero son muy antiguas. En dicha colonia se asoman diversas construcciones, callejones y empedrados de una época más contemporánea: inicios del siglo XX. Según algunas investigaciones que he realizado la zona tuvo una importante transformación urbana entre los años de 1912-1925. Qué fue cuando más gente comenzó a construir viviendas en las colinas más cercanas a la estación del ferrocarril interoceánico de Xalapa, la actual zona de los Sauces.

 La actual calle "Progreso" entrada a la colonia Belisario Domínguez desde otro pintoresco lugar de Xalapa: La sexta calle de Juárez.

Las casas más antiguas de esta zona se pueden reconocer por sus tejados y techos de doble agua. Así como sus piezas de un sólo nivel. Se aprecia en algunas que tuvieron fincas en la parte de atrás.


Sobre la calle de Adolfo Ruiz Cortines también hay varias calles para llegar a la colonia Belisario Domínguez. Este callejón, del mismo nombre, evoca mucho a los más antiguos de Xalapa, pero su historia es muy reciente.

Todo esto es muy bonito, también se puede subir a dicha colonia por la calle de Juan Torres, o por las escaleras de Hilario Salas. Desde la cima de estas calles uno puede ver un paisaje muy urbanizado con diversos edificios dominantes. Como un supermercado que se construyó sobre las ruinas de una antigua fábrica de cerveza, la colonia Salud, la salida a Briones y otros edificios públicos que antes tenían otra fisonomía.
Pero en todo eso existe un detalle bien particular: el rostro labrado de una persona dispuesto en la esquina de una casa antigua. Encontrarse con dicho detalle tiene mucho que ver con la observación de las casas, las cuales guardan muchos detalles así. A continuación unas fotos del rostro mencionado.


 El rostro de la calle de Progreso, como mencioné está dispuesto en la esquina de la casa antigua. Apenas puede verse entre tanto cable, poste, señales de tránsito y demás.



 Perspectiva más amplia de la casa antigua donde se encuentra el rostro, al fondo la calle "Sexta de Juárez", donde se puede llegar a Úrsulo Galvan

Pero, ¿Qué hay detrás de ese rostro? ¿Porqué esa casa tendría semejante detalle? Confieso que aún me falta recabar información de los dueños de la casa, pero la observación actual como histórica del lugar nos ofrecen una respuesta. Como les había comentado antes esta zona tuvo su crecimiento urbano en los años veinte del siglo XX. En dicha época hubo un crecimiento en Xalapa desde el lado sur hasta el lado noroeste desde la zona de la antigua Fábrica de Hilados y Tejidos de El Dique hasta la misma de San Bruno. Estos sitios junto con la casa de campo, la fábrica de cerveza y la estación del ferrocarril eran las fuentes de trabajo por excelencia, no es de extrañar que la ocupación de nuevas casas en sus cercanías haya sido una consecuencia.
Pues bien durante esos años se crearon nuevas colonias en Xalapa: La Benito Juárez (salida a Coatepec por Briones), Francisco I. Madero (por Bolivia), Felipe Carrillo Puerto (El Dique); Landa (Guadalupe Rodríguez); Emiliano Zapata y Venustiano Carranza. Colonias que fueron ocupando espacios donde antes no llegaba la ciudad de entonces. Ahi se conformó una nueva periferia de Xalapa que se caracterizaría por casas populares con diversas fincas con arboles frutales y daría paso a sendos barrios populares cuyos nombres aún suenan en la ajetreada ciudad.
Las nuevas colonias dispusieron de nuevos nombres para sus calles, los cuales estaban muy acordes a la época postrevolucionaria y a una sociedad que se organizaba y se hacía escuchar mediante organizaciones (campesinas, obreras, de colonos, etc.). De ahí que las nuevas calles de esos años veinte fueran llamadas "progreso", "unión", "Libertad", "Comercio", "Felipe Carrillo Puerto", "Emiliano Zapata", "Álvaro Obregón" , "Industria", "La Paz", etc. Todas las calles reflejaban diversas situaciones de importancia para la época, como lo eran las fuentes de trabajo, la unión de las organizaciones, y los personajes del poder.
En esta lógica si uno observa ciertos elementos que rodean el "Rostro" de la calle Progreso puede uno entender qué hace ahí. Las dos calles que convergen a dicha cara son las de "Maravillas" y "Del Progreso", felizmente en el sitio se conserva una placa de cerámica original que dice ese nombre. Es decir la cara está en medio de "Las Maravillas - Del Progreso" una frase muy de inicios del siglo XIX para remarcar esas grandes obras llevadas a cabo por la convicción de mejorar los aspectos humanos y avanzar en el proceso evolutivo.
Placas de la calle Progreso, en la de arriba se lee "Calle progreso" pero abajo de ésta, en tono naranja está la placa original que dice "calle Del Progreso". A la vuelta la calle Maravillas.

Ahora bien, otra cosa que se puede preguntar es ¿Qué estaría viendo ese rostro? su mirada parece perderse hacia un lejano paisaje. El ángulo de la mirada es el suroeste, ¿hay algo ahí? ahora puras casas. Pero revisar lo que había antes deja más elementos a considerar sobre la disposición de este rostro. Uno puede hacerlo mediante las fuentes gráficas e históricas.

Postal de inicios del siglo XX, esta perspectiva debió haber sido tomada desde la calle del Progreso, pueden verse un techo de tejamanil, y más abajo, a la izquierda, la calle 7 de noviembre donde estaba la estación de ferrocarril. A la derecha se aprecia el edificio del antiguo rastro municipal (en lugar de ese edificio hoy existe una oficina estatal de fomento a la vivienda). Imagen compartida por Germán Cortés Gutiérrez en facebook.
Una toma satelital actual junto con aquellos elementos que había en el "angulo de visión" del rostro de las calles "Maravillas - del Progreso" donde se puede apreciar la estación de ferrocarriles, la fábrica de Cerveza la estrella, la colonia salud y el rastro municipal.
El rostro de la antigua casa en la unión de las calles "Maravillas"-"Del Progreso" estuvo dispuesta en función de una serie de edificaciones  nuevas y que cambiaron la ciudad de entonces. A falta de conocer la memoria colectiva de la colonia Belisario Domínguez (San Pedro), seguramente el rostro fue testigo, perpetuo y mudo, de la labor del Progreso. Los habitantes de aquella nueva colonia "Loma de San Pedro" hoy Belisario Domínguez, tenían siempre la mirada de estos edificios, sus sonidos (máquinas de tren, arreos de mulas, sonidos de la fábrica, marcaje de horas, chimeneas humeantes, calderas, etc.) y de las nuevas construcciones de los alrededores. Este apacible rostro es una verdadera referencia de un tiempo específico y un elemento que debe ser cuidado y procurado. Pero esto no podríamos verlo así sin la consulta a la información histórica, de ahí que sea importante traerla cuando nos topamos con estos detalles las preguntas junto con la recopilación de información fidedigna traerá siempre buenos resultados.
Hoy el rostro mira un horizonte distinto, tal vez menos esperanzador, pero esa es la esencia de la Historia: el cambio de las cosas.

No hay comentarios.: