domingo, 11 de febrero de 2018

Patrimonio regional perdido y una Historia escondida. El antiguo callejón de las Bochas en Xalapa.

Meses atrás estaba caminando por el centro de Xalapa, y me llamó la atención la colocación de un anuncio sobre la esquina de las calles de Primo Verdad y González Aparicio. El cartel anunciaba un callejón con un nombre nuevo "La Perla" y con el consiguiente "Una tradición en Xalapa". Cuando vi ese anuncio no puede evitar pensar en la "tradición" que ese espacio tenía como centro de diversión, eso me llevó primero a la memoria y luego a la Historia, dicho recorrido permite vislumbrar varias reflexiones sobre el proceso de destrucción patrimonial del centro histórico xalapeño en función del establecimiento de sitios para generar ganancias (tiendas, almacenes y lugares de recreo). Pero no todo son pérdidas este recorrido me permitió conocer a una historia olvidada y perdida en los documentos.  En esta entrada hablaremos de esos temas. 

 Fotografía tomada el 22 de noviembre de 2017, por la mañana. El conjunto de anuncios denota tres diferentes tiempos
 del callejón González Aparicio (nombre oficial del lugar).

En primer lugar la "tradición del callejón de la Perla" es muy reciente. Actualmente el lugar es conocido por muchos jóvenes como la "calle de los antros", pues en recientes años en el lugar a lo largo de dicha calle se han establecido muchos sitios de baile y recreo nocturno, se montaron estructuras de acero, techos mesas, balcones, anuncios y nuevas fachadas. Todo este cambio comenzó ya hace tiempo (¿será por eso que ya es considerado tradición?) hace unos doce años comenzaban a asomarse nuevos cafés en el que era un pequeño y silencioso callejón.

Fotografía del año de 2006 del callejón de González Aparicio, se aprecian las primeras mesas de café puestas, han pasado doce años y el mismo rincón ha cambiado enormemente. La actividad comercial actual es uno de los principales factores de riesgo para el patrimonio material del centro histórico de Xalapa, que a partir de esos años va desapareciendo.

También es curioso ver cómo se usó el nombre de "La Perla" cuando el lugar nunca ha tenido semejante referencia. Se me ocurre que se buscó un nombre relacionado con el callejón "Del Diamante" que también es de referencia comercial y turística en el corazón de Xalapa. Ahí se denota cómo la actividad comercial marca los espacios urbanos.
 El nombre oficial, por alguna manera de decirlo, del callejón es Enrique González Aparicio. Este indicador es para también recordar a un político y economista xalapeño de la primera mitad del siglo XX, sus estudios en economía lo llevaron a ocupar varios cargos de gobierno siendo el más alto el de subsecretario de gobierno de Abelardo Rodríguez. La Escuela Bancaria y Comercial le dedica esta página al que fuera también uno de sus fundadores. El nombre de González Aparicio es de la segunda mitad del siglo XX, ¿cómo se llamaba esta calle antes?
En la fotografía del inicio apenas se aprecia una placa antigua cubierta de pintura. Dicha señal tiene grabado el nombre del callejón en épocas más antiguas: "Calle de Arrieta", también contiene los números de manzana y cuartel urbano correspondientes. Este nombre es el que me iba a llevar a una agradable sorpresa histórica.
La referencia de ese nombre es más antigua de lo que esperaba. Existe una monografía de los nombres de las calles del centro histórico de Xalapa que refiere que "Arrieta" fue el apellido de un posible soldado que participó en la guerra de intervención de 1847. (Ruth Solís Vicarte, 2006, Las calles del centro histórico: los personajes que les dieron nombre, ayuntamiento de Xalapa) Cabe señalar que esta información no coincide con la placa, Vicarte establece en su texto que Arrieta es una calle que se dirige al cuartel de San José y esta placa está muy lejos de dicho cuartel. 
En el mapa de la ciudad realizado por Manuel Rivera Cambas en 1869 aparece el nombre de Arrieta. Lo que bien podría indicar que ese nombre si podría ser del soldado, pero aún había dudas. Cabe mencionar que un valor importante que tiene el mapa de Rivera es que los nombres de las calles aún guardaban la nomenclatura virreinal del pueblo de Xalapa, y pocos, muy pocos nombres de próceres y personajes de la época. Si el posible soldado del 47 tenía una calle ¿Por qué no los héroes fusilados Alcalde y García?, eso lleva a pensar que la calle no llevaba el nombre de un héroe, soldado o político, y que cuyo nombre era aún más antiguo.
Luego llegó una agradable coincidencia. Actualmente estoy haciendo investigaciones sobre la existencia de diversos barrios del pueblo de Xalapa de la feria. En dicha investigación se han rescatado nombres de barrios y de calles antiguas. Para ello es de suma importancia el Archivo Notarial de Xalapa y su información catalogada. En la búsqueda de barrios de la época virreinal me topé con uno referenciado como "barrio de las Bochas". Este espacio comienza a ser referencia a finales del siglo XVIII e inicios del XIX, 1770-1805 aproximadamente, en ese lapso se pueden encontrar diversas referencias geográficas sobre el barrio y el callejón de Las Bochas. Luego del trabajo de ubicación histórica dicha zona se encontraba entre las actuales calles de Primo Verdad e Hidalgo, ahí donde el mapa de Rivera indica "Arrieta". Para mi alegría un protocolo del archivo notarial sobre la venta de una casa en el año de 1800, se hace referencia a una "calle que de la alameda, sube al plan de las Bochas de Arrieta". (ANX, RIP, vol. 64, fs. 354v-356)
De esta manera el nombre del barrio y callejón de las Bochas, estaba ligado al nombre de Arrieta, cuyo nombre permaneció como referencia hasta bien adentrado el siglo XIX. Entonces ¿Quién fue Arrieta? para estas alturas queda claro que no fue un "soldado de la intervención", pero si fue un miembro de milicias. Felizmente el Archivo Notarial sigue dando información. José Arrieta hizo su testamento en 1808 (ANX, RIP, vol. 72, fs. 158-160, Xalapa) en él dice tener 65 años, ser carpintero de oficio y sargento retirado del Ejército Provincial de las Tres Villas, vivía sin esposa ni hijos y hereda a otra persona "el juego de Bochas que está en mi morada".
Esta interesante referencia nos indica que el nombre de Bochas fue por un establecimiento de juegos. ¿Cómo era? Según una información del Archivo Histórico Provincial de la ciudad de Sevilla, que comparte también esta linda imagen, aunque sin referencia.

"El juego de bolas es un deporte practicado con bolas pesadas que se tiran o se hacen rodar para acercarlas lo más posible a una bola más pequeña. Tuvo mucha difusión en Europa en la Edad Moderna, y pasó a América como juego de bochas, jugándose en la actualidad, con sus variantes de la petanca o los bolos."
 Publicado electrónicamente en la página de facebook del Archivo Histórico Provincial de Sevilla, 

Tengo entendido que este juego se practicaba en Xalapa durante el siglo XX, hace falta comprobar más este dato. Tradicionalmente se asumía que en la Xalapa colonial sólo estaba el juego de la Raqueta, pero con esta información también se puede aprecia que había otro juego y que debió haber sido popular en su época, tanto el juego como su propietario, pues crearon referencias espaciales en calles, barrios y registros notariales.


"Recreos al aire libre. Las bochas, un canchero viejo". (AGNA,DDF/Inv: 144596.) Fotografía del Archivo Nacional de Argentina, en donde podemos ver cómo era el juego de las Bochas en el siglo XX, con estas informaciones se puede imaginar cómo era el de Xalapa, se aprecian varios elementos de madera lo que también coincide con el oficio de José de Arrieta nombre del propietario del juego de Bochas xalapeño de finales del siglo XVIII.
Publicada electrónicamente en la página del Archivo General de la Nación de Argentina el 11 de febrero de 2018

Como se puede leer, el ahora llamado "Callejón de la Perla" ha cambiado en muchas maneras. Se observa que el lugar fue en dos diferentes ocasiones de la tranquilidad al bullicio. Aunque esta realidad no justifica la condición sonora actual, no se puede dejar de imaginar que durante el tiempo de las bochas se reunían diversas personas con sus respectivos gritos, risas, palmadas y silbidos, y una que otra discusión. La calle aludida ahora enfrenta el deterioro de su fisonomía original por la presencia de una mayor cantidad de personas, de música a altos decibeles, de infraestructura para comensales cuyas intervenciones parecen ahogar a una de las tradiciones más duraderas que ha tenido Xalapa: su arquitectura vernácula.

No hay comentarios.: