sábado, 19 de noviembre de 2011

Rescatar Geografías e Historias para explicar y valorar nuestro presente. Homenaje al Dr. Juan Ortiz Escamilla


Hace poco tiempo, se conmemoró el 40 aniversario del Instituto de Investigaciones Histórico Sociales, de la Universidad Veracruzana, en dicho evento se recordó con gran entusiasmo y emotividad a aquellas personas que habían dirigido al instituto desde sus primeros días. Fueron sentidos homenajes a quienes haciendo investigación histórica habían dejado marcas significativas en el devenir de la institución y en las personas que han colaborado académicamente con ella. Aunado a este espíritu de festejo, memoria y aprendizaje, mis colegas y amigos de los espacios virtuales de Ayer y hoy de la Iglesia Católica en México, Facetas históricas, y Clioscopía hemos acordado realizar un ejercicio similar, pero en esta ocasión, dirigido al actual director del instituto mencionado, quien además es uno de sus investigadores, y un maestro de formación profesional y personal sin igual: el Dr. Juan Ortiz Escamilla.

Una tarea importante en el quehacer del historiador es explicar los procesos humanos a lo largo del tiempo. Este objetivo se enriquece, sin duda, al añadir una importante unidad de análisis: el espacio. Actualmente son varios historiadores los que se han interesado por la localización y distribución de objetos materiales, actividades económicas, sociedades y poblaciones en diversas escalas que van desde el ámbito local, al regional y global. La unidad de análisis espacial incluye dos principales dimensiones: la geografía física, encargada del registro de los elementos de la tierra como ríos, montañas, valles, poblaciones, y la geografía humana, la cual incluye las formas en que las diversas sociedades organizan al espacio que habitan. Si ambas facetas son estudiadas integralmente con los métodos de la Historia, se alcanza una notable interdisciplinariedad. Aspecto muy valorizado hoy en día para nuevas investigaciones y planteamientos en las Ciencias Sociales.

Desde la primera generación de la Escuela de los Annales los historiadores han estado muy pendientes de esta tendencia. Cada vez más se observan estudios históricos que abordan la geografía social, económica y política de un área durante una época determinada. El historiador que atienda esta directriz debe estar la pendiente de los cambios y continuidades geográficas a través del tiempo; del desarrollo de los paisajes y la evolución de otras formas espaciales (como edificios, caminos y estructuras urbanas). Tales objetivos guardan además una relación directa con el examen de las causas sociales, de las actividades económicas y de las decisiones políticas de los grupos humanos en diversos tiempos y espacios, sin perder nunca de vista el presente que es el que necesita de los conocimientos generados.

El Dr. Juan Ortiz Escamilla ha sido un excelente historiador dedicado a las premisas anteriormente descritas. En varios de sus trabajos académicos, se ha interesado por el examen de la geografía a través del tiempo. Entre sus intereses se cuenta lo mismo el estudio de caminos regionales virreinales, de las pugnas por recursos hidráulicos, de la instauración de nuevas figuras político/territoriales como los ayuntamientos gaditanos, de las dinámicas poblacionales y hasta los cambios de paisaje ocurridos en función de actividades económicas (industriales y agrícolas); esto es, ha estado al pendiente de la relación y explicación del binomio tiempo-espacio.



Desde sus inicios como investigador siempre ha mantenido a la Geografía, al desarrollo económico y al paisaje como unidades de análisis de marcada importancia para explicar los fenómenos que ha decidido indagar. Desde su tesis de licenciatura El desarrollo económico-social del centro ejidal Felipe Carrillo Puerto (La Ruana): 1952-1981, la vertiente espacial conforma una importante base. La descripción del valle de Apatzingan y los procesos que experimentó a partir de la reforma agraria y del cardenismo es una sección bien lograda y que recuperó en sus estudios posteriores. En su tesis doctoral El ejercicio del poder durante la Guerra de Independencia en México, 1810-1823 que derivó en el libro Guerra y Gobierno. Los pueblos en la independencia de México, se estudian a diversas escalas (que van de lo local a lo global) los cambios políticos y sociales a raíz de la guerra acaecida a inicios del siglo XIX, procesos que terminaron la organización de diversos espacios jurisdiccionales, antecedentes de los ordenamientos territoriales del México moderno.

Cabe mencionar asimismo la obra: El teatro de la guerra. Veracruz, 1750-1825 el Dr. Juan Ortiz Escamilla hace un minucioso análisis geográfico. El estudio del escenario, del “teatro”, es una parte fundamental de la obra. Desde la óptica de nuestro homenajeado la particular geografía veracruzana de finales del siglo XVIII e inicios del XIX (tanto la física como la humana) imprimió una serie condicionamientos al complejo proceso de crisis, guerra e independencia en ese mismo territorio. Los ordenamientos espaciales y sus implicaciones reciben una importante atención en todo el libro: ríos, climas, sierras, caminos, pueblos de indios, cabeceras, grupos sociales, jarochos, indígenas, españoles y regiones económicas tuvieron un papel significativo en los conflictos, en los acuerdos y en los itinerarios de la guerra.

No sólo atendiendo las problemáticas de la época de independencia el Dr. Ortiz Escamilla ha estado en contacto con el análisis histórico/geográfico. En los proyectos: El factor histórico como generador deldesarrollo municipal bajo un enfoque multidisciplinario Paso de Ovejas,(1999-2001) y Sustentabilidadpatrimonial de la cuenca del Río Tepalcatepec, se dio importancia a la diversidad de espacios naturales y culturales de Veracruz y Michoacán. Entre sus objetivos estuvo el de identificar procesos de larga duración en la interacción entre la ecología y el hombre, para establecer una serie de acciones que garantizaran la sustentabilidad (buscar y mantener la calidad de las funciones ambientales y culturales) de dichos lugares.

Actualmente es colaborador del proyecto de investigación Los Huracanes en la Historia de México. Memoria y catálogo. Este interesante plan académico tiene como objetivo crear un catálogo completo de los huracanes y ciclones tropicales que han impactado a las diversas sociedades y espacios mexicanos a través del tiempo. En dicho proyecto se establecen nuevos paradigmas acerca de los desastres y sus implicaciones, y se afirma que desde las épocas virreinales, hasta las modernas y las contemporáneas, las sociedades siempre han estado en constante negociación con su ecología y geografía particulares.

Cabe resaltar que estos ambiciosos proyectos han generado estudios, inventarios, publicaciones y otros instrumentos para la difusión de la riqueza patrimonial, así como programas para la conservación del patrimonio artístico, de las habilidades, capacidades y conocimientos tradicionales. De esta manera el Dr. Ortiz Escamilla no sólo ha contribuido al rescate histórico sino además se ha interesado por realizar intervenciones sustentables en función de nuestro presente.


Para finalizar este sentido homenaje, y de manera personal, quiero resaltar que me siento muy afortunado de haber sido un colaborador en algunos de sus trabajos y un tesista bajo su tutoría. La siempre amable atención y la decidida tendencia a trabajar (y no hacer del becario/asistente un mero sirviente personal) hacen del Dr. Juan Ortiz Escamilla una persona de mi más alta consideración. Espero que con estas breves líneas pueda hacer un humilde y merecido homenaje a su trayectoria y a su apoyo incondicional.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bonito homenaje al el Dr. Juan Ortíz, felicidades!

Anónimo dijo...

estoy encantado con su trabajo, algo muy notable e informativo de tan bonita region, siga asi y con mas info que sus lectores estamos pendientes!!